La fiebre en el bebé

fiebre en el bebeAnte cualquier urgencia lo mejor es acudir al pediatra o a un centro hospitalario pero lo ideal sería saber si de verdad se trata de una urgencia. Facilitaremos al pediatra su trabajo, contándole con calma y precisión los síntomas observados.

No debéis alarmaros, la fiebre en los niños se dispara y en la mayoría de los casos no guarda relación con la gravedad de la enfermedad que la provoca. Para tomar la temperatura de un bebé el sistema más cómodo es ponerle el termómetro para bebés por vía rectal, introduciendo el extremo durante un minuto, sujetadle las piernecitas para evitar movimientos bruscos.

La temperatura rectal normal tiene que estar entre los 37-37,5ºC. Si ésta es superada, debéis tomar una serie de medidas para bajarla: – Mantener al bebé ligero de ropa para que pierda calor. – Darle de beber frecuentemente (evitemos que se deshidrate). – Bañarlo con agua tibia, e ir añadiendo agua fría en la bañera.

Si todo ello no le baja la fiebre podéis darle mientras le lleváis o esperáis al pediatra, un antipirético tipo aspirina infantil o paracetamol.

Todo ello se hace para evitar la complicación más grave de la fiebre que son las convulsiones, éstas pueden desaparecer en minutos pero ha de ser comunicado al personal sanitario pues precisan de una valoración estricta por parte de los profesionales.

Articulo publicado en Bebé y mamá. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.